7iete cosas que volvería a hacer en Lanzarote (parte 3)

7 cosas que volvería a hacer en Lanzarote (parte 3)

PARTE 3
 
 
Esta es la continuación a la PARTE 1 y PARTE 2 de 7 cosas que volvería a hacer en Lanzarote.
 
 
Vamos a ser claros, si vas a Lanzarote, vas por dos cosas, o eres inglés y alemán y buscas otros ingleses o alemanes, o buscas playa. Sol y playa es una apuesta segura en Lanzarote, y playas las hay de todos los colores y todos tipos. Desde las sobre saturadas de Puerto del Carmen u otros pueblos turísticos, hasta auténticos paraísos como puede ser la Caleta de Famara, o la Isla de la Graciosa.
 
 
4. La cuarta cosa que volvería a hacer: Visitaría La Graciosa.
Empecemos por la última: esa misma a la que llegas en barco desde Órzola después de quedar atónito al verla desde el Mirador del Río, ese lugar espectacular allá arriba en el Risco de Famara, creado por César Manrique en 1974, bien camuflado del exterior, impresionante en el interior, en dónde podemos observar el Archipiélago Chinijo, ese formado por la Isla de la Graciosa, Montaña Clara, Roque Oeste y Alegranza.
 
Isla de la Graciosa - 7ieteLAB español

Yo me he quedado en la primera, y en un cachito pequeñito. Todo lo demás lo dejo para el futuro. Y no me arrepiento, bueno sí, me arrepiento de no llevar conmigo un protector solar de factor 50, pero, en fin, una para aprender y la otra para disfrutar.

Isla de la Graciosa - 7ieteLAB español
 
 
Algo que me ha llamado la atención es la gran cantidad de casitas que hay para alquilar. Es una gran opción en caso de pasar en la isla unos días, sin coches, sin estrés, sin más ruidos que la vecina llamando vago a su marido y con mucha tranquilidad. Puedes alquilar una bicicleta y recorrerte la Isla. Yo no lo hice, pero lo haré. Otra opción es alquilar un taxi (hay un par de ellos en la Isla). Muy amablemente y si eres de esos viajeros intensos que quiere llevar cada grano de arena pegado al cuerpo en el viaje de vuelta, esta es una de las mejores opciones. Si eres de los míos, alquila una bici, o mejor, una buena pateada.
 
 
 
5. La quinta cosa que volvería a hacer: Volvería a la Caleta de Famara
 
Caleta de Famara - 7ieteLAB español
 
 
Pocos lugares de los que he visitado emanan tan buen rollo y energía positiva. Si fuese pájaro mis vuelos estarían allí. Si fuese un amante del surf mi residencia sobre cuatro ruedas pasaría por allí, y si lo que me gustase fuese el agua y el mar me fundiría entre su agua. Esto anterior no era en serio, esto sí: es uno de los lugares más bellos que he visto en mi vida. Es una visita obligada.
 
 
Caleta de Famara - 7ieteLAB español
 
 
 
El extraño contorno de nubes, Sol, agua y acantilados bañados por el viento y la orografía del terreno hacen de esta playa una visita obligada a los amantes de la belleza. Caminar a lo largo de su arenal, y cuando digo largo, digo largo con todas las letras, es impresionante y súper relajante.
 
6. La sexta cosa que volvería a hacer: El papagayo.
 
 
 
Cabo del Papagayo - 7ieteLAB
 
 
La primera vez que fui al Papagayo me ilusionó. La segunda vez, me desilusionó, pero sigue siendo el mismo lugar paradisíaco de siempre, solo que esta vez, masificado. La entrada de 2,5 euros al parque natural, aun así, merece la pena. Playas protegidas del viento y aguas cristalinas. Esto es el atlántico, pero el agua está a una temperatura, digámoslo con una palabra llana: Cojonuda.
 
 
7. La séptima cosa que volvería a hacer: Punta Mujeres.
 
 
 
Punta Mujeres - 7ieteLAB
 
 
Si buscas un pueblo auténtico, éste es Punta Mujeres. Tengo que decir que la fortuna me llevó a entrar en ese pueblo, y la suerte hizo que me bajase del coche y caminase y descubriese los innumerables encantos que ofrece.
 
Cada casa es una obra de arte, cada una tiene algo. Por feo que sea ese algo, siempre acaba siendo bello.
 
Punta Mujeres - 7ieteLAB
 

 

 

 

Es muy difícil de describir si no se está en el lugar. Pero es indescriptible. El paseo marítimo con esos pasos para bañarse. El agua llega hasta debajo de la ventana de muchas casas. En caso de temporal creo que abrir una ventana para la lavarte la cara sería suficiente.

 

 
Punta Mujeres - 7ieteLAB
 
 

 

Aunque, detrás de toda esta belleza, también hay una cosa que me ha llamado la atención, y negativamente. La existencia de carteles cada cinco metros de prohibición de perros en la zona. A mi modo de entender, incluso exagerado. ¡Qué culpa tendrá el perro si su dueño /-a es un cerdo! Pero en fin, así es, y así ha de ser cumplido.

 

 
Punta Mujeres - 7ieteLAB
Y con esto y un bizcocho (como dice el refrán) hasta mañana a las ocho, con bonanza mucho mejor, suave y lento. A tu ritmo pero sin pausa. Manteniendo el tiempo sin salirse del reloj. Me gusta Lanzarote por eso, el tiempo existe, pero con su frecuencia normal, no como lo entendemos en la península. Una pequeña diferencia que no descubres hasta visitar un lugar paradisíaco como éste.
 
Salud y alegría amigos.

 

 


 

Comments

Translate »