Las Médulas

Descubrimos las Médulas

Hace un par de semanas por mediación de unos compañeros decidimos viajar al corazón de la comarca de El Bierzo, en la provincia de León, noroeste de España. Y decidimos ir a esta comarca movidos por la ilusión de ver una de las obras de ingeniería más sorprendentes que hayamos visto: Las médulas.

 

Panel informativo en las Médulas

 

Las médulas, situadas al lado de un pueblo de nombre homónimo, son una antigua explotación minera de oro de los romanos, que data del Siglo I A.C. Desde el año 1997 es considerado como Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO, debido a su interés arqueológico. Para ser sincero, no me esperaba tanta belleza escondida a pocos kilómetros de la autovía, suerte que llevábamos un buen GPS humano, que nos guió y nos aconsejó para sacarle el mejor partido a nuestro viaje.

 

Vista de las Médulas desde Orellán

Primeramente subimos al mirador de Orellán. No fue fácil llegar hasta ahí. Nos perdimos unas cuantas veces, pero al final, preguntando a los habitantes locales, siempre se llega al destino. Dice un refrán español que “todos los caminos llevan a Roma”, y no se equivoca. Cuando llegamos al mirador, descubrimos estas vistas.

Galerías de Orellán

 

Y no nos pudimos resistir a bajar a las Galerías de Orellán. Estas galerías, son antiguos túneles que formaban parte de la red hidráulica de la antigua mina romana. Tienes que bajar con casco y en muchos casos, agacharte. Pero después de algunos golpes en la cabeza (suerte que llevas casco) te acostumbras. Hasta que llegas al mirador. Y desde el mirador puedes descubrir la inmensidad de la obra de ingeniería que esta mina suponía. Hoy en día, pequeñas colinas rojizas rodeadas de verde por todas partes.

 

Vista interior de las Galerías de Orellán

 

Y como el hambre apretaba, decidimos comer, y qué mejor ayuda, que nuestro GPS humano. Nos recomendó una casa rural de una chica francesa. Y no se equivocaba. Fuimos a “O palleiro do pé do forno”, y su dueña, Isabel, nos hizo sentir como en casa. La comida estaba buenísima y el lugar, súper acogedor. Volveremos.

 

O palleiro do pé do forno

 

Aunque la explotación de estas minas no duró más de 100 años, la devastación del terreno ha sido sorprendente. La orografía del terreno ha cambiado por completo, e incluso se ha formado un lago. El lago de Carrucedo. El sistema consistía en un entramado hidráulico sorprendente. Se canalizaba el agua de riachuelos en la parte superior de la explotación y se cavaban galerías de gran pendiente en la montaña.  Una vez que estas galerías estaban construidas, se soltaba toda el agua canalizada a través de las galerías, y la fuerza misma del agua destruía la montaña.

 

El sistema hidráulico de las Médulas

 

Siglos después, la vegetación se apoderó de todo. Llama la atención la cantidad de robles y castaños centenarios que hay por toda la zona de Las Médulas.

 

Vista panorámica de las Médulas

 

¡Vaya! y por aquí pasa también el Camino de Santiago. Una excusa perfecta para visitar Las Médulas otra vez.

El camino de Santiago

 

 


 

 


 

Comments