puente-en-un-atardecer

El subjuntivo para expresar finalidad

Un uso habitual del subjuntivo es para expresar finalidad. La finalidad es básicamente el objetivo, el propósito con el que decimos o hacemos algo.

¿Para qué estudias español? Para conocer la cultura hispana.

El objetivo / La finalidad: conocer la cultura hispana.

¡Vaya! ¿He escrito que el subjuntivo se usa habitualmente para hablar de finalidad y utilizo en la pregunta “estudias” (presente de indicativo)?  Sigue leyendo. Al final de este texto te lo explico.

Sigo con la finalidad. Aquí tenemos que diferenciar entre dos tipos de oraciones según el tipo de sujeto.

  • ¿Qué es el sujeto?  

El sujeto es la persona /-s o cosa/-s de la/-s que decimos algo. Para localizarlo tan solo tienes que preguntar al verbo “¿Quién?” o “¿Quienes?”.

Por ejemplo:

Mi perro se llama Toxo.

El verbo es “se llama”. Si preguntamos “¿Quién se llama?” la respuesta es clara, “mi perro”. Ese es el sujeto.

Decíamos anteriormente que tenemos que diferenciar dos tipos de oraciones según el tipo de sujeto:

  • Las que tienen un mismo sujeto:

Por ejemplo: (Yo) Fui al supermercado para comprar arroz para la paella de esta noche.

Yo fui al supermercado. Yo compré arroz para la paella de esta noche.

Se indica la finalidad con “para + infinitivo”

  • Las que tienen un sujeto diferente.

Por ejemplo:  (Yo) Compré arroz para que (tú) tengas suficiente para la paella de esta noche.

Yo compré arroz. Tú tienes suficiente arroz.

Se indica la finalidad con “para que + subjuntivo”.

Vuelvo a la pregunta “¿Para qué estudias español?. Como dije anteriormente hay algo raro, y es que tenemos un “para qué” y luego un verbo en indicativo (estudias). Pues bien, acuérdate de esto: siempre cuando preguntes por la finalidad de algo la construcción interrogativa correcta es la siguiente:

  • ¿Para qué + indicativo…?

Por ejemplo:

  • ¿Para qué compraste ese coche tan grande?
  • ¿Para qué te levantas tan temprano?
  • ¿Para qué has ido a tan lejos?
  • ¿Para qué… ?


 

Comments