Muy “often”…

…nos olvidamos de dónde venimos y nos preocupamos solo adónde vamos. Ocurre ‘often’ que nos faltan las palabras para expresar lo que no somos capaces de decir con gestos. Incluso a veces repetimos el ‘muy often’ cuando queremos dejar pasar el tiempo.
 
Queremos ser felices sin intentarlo, sin acordarnos de lo esencial de la vida, que es la vida misma, nos gusta ponernos fechas límite. Nos gustan las agendas y las vidas ocupadas, y nos damos cuenta de lo tristes que estamos cuando la luz ya no llega a nuestros ojos. Nos gusta ver vídeos de motivación, pero en el último segundo nos rendimos y seguimos igual de mal.
Así es la vida, intransigente. Si no la sigues eres la oveja negra, y si la sigues eres una voz sin voto que nunca intentará hacer lo que su corazón le pide, porque ‘muy often’ hacemos lo que nos dicen, pero no nos paramos a pensar el porqué de las cosas. Nos interesan los ‘best sellers’ pero no leemos los labios de la gente cuando camina por la calle pidiendo un cambio a gritos que el silencio borra del mapa.
 
Y es que ‘muy often’ tenemos memoria selectiva. Nos quejamos hasta que el azúcar saborea nuestros labios. Olvidamos que las cosas no son así porque sí. Alguien tuvo que estar ahí antes, no somos los primeros, la historia es más larga que mis pensamientos o mis actos. Todo lo que pienso o escribo miles de millones de personas durante todo estos años y años, ya lo han pensado alguna vez. No podemos ser piedras, o sí.
 
La paz de una piedra es la misma que su agresividad. Por eso te digo, amiga, sal ahí fuera y da lo mejor de ti misma. No serás la persona elegida pero serás la que dé el brillo necesario al cielo, cada mañana gris que salgas a la calle. Porque la felicidad amiga, la felicidad, esa a la que le sobran las palabras para expresarse, está ahí fuera…
 
                              …MUY A MENUDO.

Dedicado a mi amiga del ´muy often´.

Nolo@2013.

Comments

Translate »