Nada es absoluto, nadie es relativo



Tan relativo como que la primavera no quiere levantarse porque odia la oscuridad del invierno  o que el verano no duerme porque quiere recuperar la energía suficiente para dar luz al otoño.  Eso debió pensar nada menos que Einstein cuando formuló la teoría de la relatividad:  Nada, eso mismo. 

Lo mismo que la primavera durante su largo embarazo de 9 meses, antes de dar a luz.  Si no tengo energía, ni mi masa ni mi luz son algo, o sea nada.





¿Qué te pasa?  – Nada. 
¿Qué dices? – Nada.

– ¿Qué es “nada”?   Nada.



Pero para que “nada” sea nada, tiene que existir algo que diga que nada no puede ser cualquier cosa, es decir, tiene que existir algo que diga que nada es algo. Pero algo no puede existir porque es nada, en fin, ni nada ni algo pueden ser cualquier cosa, que al final de cuentas cualquier cosa no puede ser nada ni algo. Algo como nada que significa cualquier cosa, que a su vez no significa ni algo, ni nada, ni cualquier cosa.



Antes de nada, decir que esto es lo que proponía Wheeler-DeWitt (que por cierto nadie entiende)  en su forma simplificada:






Y ya me he liado, porque si antes de nada significa antes de cualquier cosa, quiere decir que nada está muy cerca de cualquier cosa, o sea algo, o sea nada. Y mientras tanto, la primavera sigue sin decir nada, sin dar a luz. Vamos a hacer como si nada hubiera dicho, para no darle importancia, porque si le doy importancia quiere decir que existe, que hay algo, y si no se la doy que no existe, no hay algo, no hay nada, no hay cualquier cosa. La nada es absoluta, está por encima del bien y del mal.  



¿Qué es lo más importante para ti en este mundo?     –  Nada.



Otra vez, vaya lío, ¿eso quiere decir bien o mal?.  Para nada puede ser nada. ¿No habíamos quedado en que nada era absoluto?. Nada menos que eso. La temperatura sigue siendo nada, ni frío ni calor, ni bien ni mal,  o sea cero grados. En nada la primavera verá la luz de la mañana y su energía aplastará la masa de la nieve que impide que se levante. No es nada triste ver florecer los días.



¿Quién nos lo diría hace unas líneas atrás?  – Nadie.



Mmmm…no te líes, que te conozco. Si no supiera que es nada, diría que nadie es la persona que mira a la nada, a algo, a cualquier cosa, o sea alguien.  


– ¡Qué absurdo!mejor no sigas, gracias.

De nada.  ¿Absurdo que es, nada o nadie?


Nolo@2013

Comments